Lunes, 12 Noviembre 2012 15:26

MUY ENOJADO UN DIRECTOR DE CINE NACIONAL



Este es el texto que esta tarde hizo público el director Víctor Dizenzon

"Habiéndose acordado la fecha de estreno de mi película “ALGÚN LUGAR EN NINGUNA PARTE” para el día 6 de agosto en los cines Arteplex: Belgrano, Caballito y Centro, hice el correspondiente tramite en el INCAA, presentado el seguro de las salas de exhibición y recibido por parte del INCAA la ayuda y apoyo de una campaña publicitaria acorde al lanzamiento de la película.

La semana previa al estreno me entero, que pese a estar confirmado por el exhibidor responsable, no me dan el Arteplex Centro. Por suerte conseguí en su reemplazo la sala pequeña del cine Monumental.

Luego, el día anterior al estreno, ya con los afiches en la calle, avisos publicitarios emitiéndose y notas de prensa publicadas, me informan que el responsable de la programación de los cines Arteplex, había cambiado a su antojo horarios y programación de la película. También la bajó de la programación del cine Arteplex Caballito y descontinúo los horarios en la sala de estreno, el cine Arteplex Belgrano.

Su actitud, que considero irresponsable, provocó que la película se estrenara totalmente desprotegida. Programándola en los peores horarios, saboteo toda posibilidad del film de tener la chance de llegar normalmente al público.

Conozco de la informalidad y el salvajismo de los circuitos cinematográficos, del problema ocasionado por los efectos de la gripe A, de las postergaciones, de las majors, de las no majors, de la impotencia de las distribuidoras…

Mi pretensión era estrenar en tres salas, ninguna locura, algo normal y reflexivo, como creo que lo es la película. Para ello contábamos con el compromiso acordado por la distribuidora, el circuito y la productora del film, y no pudo ser. Ahora estoy solamente pensando cómo salvarla de semejante irresponsabilidad y falta de respeto.

A partir de la semana que comienza el día jueves 13 de agosto, hemos reprogramado la película, continuando la misma en el cine Monumental y agregándose el cine Arte Cinema, de cuyos dueños he recibido además de su solidaridad, el ofrecimiento de la sala para la explotación comercial del film.

Siento la necesidad, para calmar mi impotencia, dar a conocer esta situación. El INCAA ya esta al tanto y tratando con su apoyo de ayudarme.

Creo que es necesario este llamado de atención, para que empecemos a pensar que si con este salvajismo en la programación de los estrenos, los productores independientes argentinos vamos a poder estrenar en el país. Hay que encontrar alguna solución, y empezar a pensar alternativas, u otras posibilidades, para lograr mostrar y defender nuestras películas."