Jueves, 14 Octubre 2021 22:58

Escándalo en Jujuy por la nueva película de Luisana Lopilato

En las últimas horas, Luisana Lopilato compartió su expectativa por Pipa. Esta tercera entrega de la saga policial -que comenzó con Perdida y siguió con Corazonada- se está filmando en la escuela primaria Eduardo Casanova de Tilcara, Jujuy. “¡Ya arrancamos a rodar!”, comentó la actriz. Ese gran anuncio se vio eclipsado por un escándalo inesperado en el colegio donde comenzó el rodaje: los padres de los alumnos denunciaron que los chicos se ven obligados a permanecer en las aulas para no interrumpir la producción y ni siquiera pueden salir al baño. Además, sostienen que no se respetan los protocolos sanitarios.

La denuncia cobró visibilidad en Nosotros a la Mañana (eltrece) a partir del testimonio de dos padres muy indignados con la situación. “Ayer a la tarde, el equipo de producción utilizó las instalaciones y eso significó que para los chicos no pudieran salir de las aulas. Sin poder ir al baño, hacer actividad física, sin tomar la merienda ni desarrollar las actividades educativas de cualquier escuela. Esa no es la mayor gravedad que tiene es que las familias no fuimos consultadas, se utilizaron imágenes de la escuela donde estaban los niños y las niñas. Esto fue algo que se gestó del Ministerio de Educación”, sostuvo Carolina, madre de uno de los alumnos.

Una de las cuestiones que potenció el malestar fue que los tutores de los chicos nunca fueron notificados del rodaje. “Nosotros nos enteramos porque nos mandaron por WhastApp los maestros y las maestras diciéndonos que nos tenían que retirar a los chicos diez minutos antes porque había una filmación en la escuela. No estábamos enterados nosotros ni los maestros de grado, lo que sabían eran las autoridades de la escuela y el Ministerio de Educación de la provincia que había dado la autorización”, relató Rodolfo, padre de uno de los estudiantes.

Luego de esas declaraciones, el periodista Ariel Wolman intervino en la conversación y aportó un dato inesperado: uno de los directivos de la institución habría participado como actor en el film. “Ahí quiero aclarar una cosa, nosotros con el tema de la pandemia, cuando empezaron a ir, dejábamos a los chicos en la puerta de la escuela y entraban con cierto protocolo, así que hace un año no podemos entrar, por ende, no tenemos mucha comunicación. Por lo que nos dicen, los directivos participaron en la filmación”, respondió Rodolfo.

Para que su postura quede sentada por completo, Carolina remarcó que se “vulneraron los derechos” de sus hijos. “Lo que nosotros queremos aclarar que a pesar de lo simpático que pueda parecer la anécdota, existen leyes de la protección a la identidad que fueron completamente violados y los adultos que estamos a cargo no fuimos consultados para decidir si queríamos o no que nuestros hijos fueran participes”, concluyó.