Imprimir esta página
Domingo, 30 Agosto 2020 23:58

¿Dónde hay un mango, viejo Gómez?


POR MILO TABOADA.-La actividad está cercada por la crisis económica del coronavirus y se especula que podría volver el turf pero sin público.

En tiempos excepcionales por la pandemia de coronavirus que azota al mundo, el ambiente del turf argentino vive días de mucha agitación, especialmente por parte de los directivos que intentan poner en marcha la actividad hípica en medio de la cuarentena obligatoria.

Hay ansiedad, problemas financieros y discusiones en cuanto a la modalidad de las apuestas: ¿on line?, ¿turfitos?, ¿con público?. Preguntas que en las últimas horas se tornan cada vez más insistentes.

El aspecto económico, sin duda alguna, es prioridad para los propietarios, los entrenadores y jinetes. Pero por ahora habrá que esperar hasta el 10 de mayo ¿Habrá turf sin público?

César Luis Menotti, desde su mirada, sostiene que "el fútbol sin público es muy triste" ¿No pasa lo mismo con el turf?

Para todas las disciplinas deportivas este parate del coronavirus es una manera directa de sumar problemas económicos en sus presupuestos. Nadie, por más que no lo digan en público, quiere perder una sola moneda.

Esa situación sigue siendo muy compleja. Por un lado, la lógica pura de la cuarentena y, por otro, la necesidad de hacer caja.

En 1933, bajo la presidencia de Agustín Pedro Justo, el letrista Ivo Pelay escribió su famosísima frase del tango "'¿Dónde hay un mango, viejo Gómez?". La pregunta estaba en el estribillo de la canción que fue musicalizada por Francisco Canaro e interpretada por la gran Tita Merello, quien la hizo recontra popular hasta el día de hoy.

Todavía se suele escuchar, en diversos lugares, "¿Dónde hay un mango, viejo Gómez?", apellido del entonces firmador de los billetes que circulaban en aquella gran crisis de los años 30.

Ante los desafíos económicos que plantea la pandemia, hay un solo hipódromo que está en condiciones de trabajar con cierta solvencia. Ese hipódromo es Palermo porque tiene las famosas maquinitas
electrónicas. De ahí sale un porcentaje para las carreras de caballo.

Antonio Bullrich, presidente de la Comisión de Carreras de Palermo, sostuvo hace tiempo, en una nota con Télam, que "el futuro del turf está en las apuestas on line".

Y ese es el futuro que intentan alcanzar hoy algunos sectores para amortiguar el impacto de esta crisis económica agravada por el coronavirus. ¿Será esa la solución?, ¿Quién garantiza las 2.000
fuentes de trabajo que podrían entrar en riesgo si se concretara esa modalidad?, ¿se avecina un severo problema gremial?.

Preguntas, tan solo preguntas, para que la reflexión sea con sentido común. Si este pretendido proyecto, ya en manos de los legisladores, tiene curso debe dejar a salvo a los trabajadores.



DONDE HAY UN MANGO, aquí estan las interpretaciones que nos envió el musicologo Juan Carlos Fairstein: