Jueves, 31 Marzo 2022 21:31

Marian Farjat denunció mala praxis tras operarse la nariz

La ex Gran Hermano habló de las secuelas que le dejó una cirugía estética que se hizo en 2017 y advirtió que todo está en mano de la Justicia.

Marian Farjat denunció mala praxis por una cirugía estética que se realizó en 2017. Este jueves reapareció en televisión y contó el drama que vive tras haberse operado la nariz. Problemas para respirar y cambio en la voz fueron algunas de las secuelas de la intervención.

Invitada al piso de Intrusos (América), la ex Gran Hermano explicó que la primera cirugía se la hizo a los 19 años, tras salir del reality, y que no estuvo bien asesorada. Pese a que consultó a otros médicos para buscar una solución, no la consiguió.

“La misma exposición de la tele colaboró a que yo tenga ganas de hacerme la cirugía. Quería retocármela un toque y por fuera estaba bastante conforme con lo que me hicieron. El problema fue por dentro: me afectó mucho la respiración”, sostuvo.

Consultada acerca del procedimiento realizado, Farjat detalló: “Me limó, pero yo saqué mi propia conclusión: lo que creemos es que me agregó en la punta de la nariz un cartílago que no corresponde y que mi cuerpo rechazó”.

Ante la sorpresa de los panelistas, profundizó respecto de las secuelas y señaló: “Los estudios dan que tengo todos los senos paranasales tapados, pero no se sabe qué es lo que tengo. Sí se ve que antes de operarme con este primer cirujano no tenía ni esta voz ni nada”.




Marian Farjat lleva a su primer cirujano plástico a la Justicia

Farjat contó que denunció al primer cirujano que le operó la nariz: “Me prohíben nombrar al médico, estoy con Delfi Burlando que es mi abogada, porque la idea es que pague por los daños. Pero no puede seguir operando a nadie más. Pasaron los años y ahora hablo muy nasal”.

Además, destacó que ella intentó conversar con el médico antes de recurrir a la Justicia pero que la “trataba de loca”. “Me decía ‘no tenés nada’ y ni me revisaba. (...) Me cansé de ir al consultorio, sentía que me estaba tomando el pelo. Hasta que un día lo llamé y le pregunté qué me había puesto. Al principio me dijo que vaya, que me lo arreglaba gratuitamente. Pero terminó admitiendo que podía haberse confundido“, comentó muy molesta.

Por último remarcó que ella no fue la única: hay dos chicas. “Una amiga me dijo que se operó con ese cirujano y tuvo que ir a arreglarse lo que le había hecho a Turquía. El turco le dijo que le habían dejado 9 imperfecciones. Estuvo siete horas operándose”, cerró.