Miércoles, 25 Marzo 2020 00:50

Falleció Albert Uderzo, el dibujante de Astérix

El artista y uno de los creadores de "Astérix", murió este martes a los 92 años en su casa de Neuilly, en las afueras de París, "de un ataque al corazón sin ninguna relación con el coronavirus", informó su familia.

Nacido un 25 de abril de 1927 en Fismes, en el noreste de Francia, en una familia de inmigrantes italianos, Albert Uderzo entró en la historia de los cómics con Astérix y Obélix. Pero antes de eso, comenzó su carrera en la editorial parisina SPE, que publicaba entre otros números de 'Bibi Fricotin', recordó la agencia de noticias DPA.

Fue en el año 1941 cuando publicó su primer dibujo: una ilustración de 'Le Corbeau et le Renard' en el suplemento 'Boum'. Cinco años después, ganó un concurso que le permitió ser publicado por Éditions Du Chêne, gracias a una colección de gags con un nuevo personaje: Clopinard.

A partir de ese premio comenzó a trabajar en diversos semanarios antes de su gran éxito, "Astérix el galo", creado junto al guionista René Goscinny.

Uderzo y Goscinny se conocieron en 1951 y comenzaron su aventura en el mundo de los cómics con el personaje 'Johan Pistolet', antes de crear el pueblo del irreductible galo Astérix y otros míticos personajes. Trabajaron juntos hasta la muerte de Goscinny, en 1977.

Sus aventuras su publicaron por primera vez el 29 de octubre de 1959 en el semanario ‘Pilote’ y durante años, sus historias se convirtieron en una seña de identidad francesa, al construir un mito sobre cómo se forjó la Nación. Se calcula que se han vendido 380 millones de ejemplares de las 38 series de Astérix, que fueron traducidas a 111 lenguas, señaló el periódico español La Vanguardia.

En 2013 Uderzo permitió al guionista Jean Yves Ferri y al dibujante Didier Conrad continuar la serie con cuatro álbumes: ‘Astérix y los pictos’ (2013), 'El papiro del César’ (2015), 'Astérix en Italia' (2017) y ‘La hija de Vercingétorix’ (2019).

A sesenta años de su aparición, las páginas de Astérix sigue condensando la exquisitez y el humor de la narrativa gráfica y constituyen una síntesis del llamado estilo “de línea clara francobelga”.