Lunes, 12 Octubre 2020 00:51

El último trabajo de Hugo Arana en plena pandemia

Hugo Arana murió este domingo a los 77 años, según confirmaron desde la Asociación Argentina de Actores. Hace unos días, había sufrido un accidente doméstico, lo que motivo su internación en un sanatorio en Colegiales. En la clínica, le realizaron un hisopado y le informaron que había dado positivo en coronavirus.

“Con gran pena despedimos al compañero actor Hugo Arana. En su prestigiosa trayectoria en cine, teatro y TV ha sido respetado y querido tanto por sus pares como por su público. Acompañamos en este triste momento a su hijo Juan, a sus familiares y seres queridos”, dice el mensaje que difundieron en las redes sociales desde la entidad que preside Alejandra Darín.

Cuando se enteró de que había dado positivo en coronavirus, Arana trató de llevar tranquilidad a sus familiares, amigos y admiradores. “Tengo el virus de forma muy liviana, no me ha dañado la respiración ni tengo dolores. Me chequean todos los días y la presión está bien, los latidos están bien, no tengo temperatura”, manifestó en ese entonces.

En la pantalla grande actuó en El santo de la espada (1970), La Tregua (1974) y El Soltero (1977), entre otros films. En 1972 alcanzó notoriedad actuando en un publicidad del vino Crespi. En televisión trabajó en Matrimonios y algo más, Buenos vecinos, Tiempo final, Resistiré, Los exitosos Pells, Cuéntame cómo pasó, Graduados y Para vestir santos, entre otras tantas ficciones.

Cuando el Gobierno decretó el aislamiento preventivo, muchos actores se volcaron a las redes sociales, el streaming y la web para continuar con su labor. Arana no quedó exento de eso. Durante las primeras semanas de cuarentena, fue convocado por Federico Fragola y Juan Baranchuk para formar parte del ciclo Historias virales, una serie de unitarios cortos, con temática referidas a la pandemia.

En el corto titulado “No te olvides de mi”, Arana y su colega Moro Anghileri interpretaron a un padre que está en un geriátrico y cumple 80 años, y su hija que como no puede ir a verlo por el aislamiento decide hacerle una videollamada. Aunque el hombre apenas la reconoce, el diálogo termina siendo un encuentro cálido y emotivo. En pocos horas, el video se viralizó y generó mucha empatía y emoción en los usuarios que lo replicaron.