Martes, 23 Noviembre 2021 22:59

Confesión marital de Nito Artaza con Milone

Hace 4 años están casados y en 7 planean renovar votos, la historia de amor de Nito Artaza y Cecilia Milone parece haber tenido un final feliz luego de varios capítulos que superaron a cualquier telenovela. Sin embargo hay algo que les quedó incluso y el actor y director reconoce su responsabilidad. “Fue un error mío”, repite varias veces en una entrevista al desnudo con Andrea Falcone en Jubilados TV (domingos 9:00 hs por A24).

Pese a que siempre su relación se emparentó a un amor prohibido, Nito se esfuerza en aclarar que jamás hubo engaños de por medio. “Lo cierto es que nunca tuvimos una relación paralela como si fuera de amantes que nos habían tipificado”, dice.” Nosotros nos conocimos en un encontronazo muy intenso y nos veíamos y nos hablábamos y yo tenía relaciones intermitentes con ella, de amor digamos, porque estaba casado”.
“Tuve muchas separaciones con mi anterior pareja, como seis separaciones y cada vez que me separaba iba a ver a Cecilia (Milone) y después de separado y divorciado, pase mucho tiempo sin cerrar esa relación con Cecilia por miedo no sé a qué, todavía me pregunto en mi análisis”, reconoce. Nito aclara que su relación “no había porqué esconderla, pero yo no quería hablar de mi relación particular y privada como hablo ahora. Pero después, como hablaron tantos, dije ´bueno, voy a contarla yo´ “. Aunque esas dudas terminaron siendo, en parte, causantes de que ese amor no se hubiera coronado con un hijo. “Me arrepiento porque este amor se hubiera complementado definitivamente y espiritualmente con un bebé que nos hubiera gustado tener y hoy ya no es tiempo estamos en un momento ya de jubileo, como dice ella”, señala el comediante con un dejo de melancolía. “Pero nos hubiera gustado tener un chiquito y la culpa es mía, yo la asumo totalmente”, confiesa.

Ante el comentario de la conductora acerca de las muchas opciones que permiten hoy ser padres a personas que superaron los 50, Artaza reconoce que “lo pensamos y decidimos que no, porque también hay ciertas edades. Yo tengo 60, ella 51 que se yo. Uno piensa en que va  a pasar en el futuro con ese chico o con esa chica que venga al mundo. Quizás hoy si se puede pero también son ciertos riesgos y además nos parece que nos pasó el tiempo y ese paso del tiempo fue un error mío porque ya te digo yo estuve como 7 u 8 años separado y divorciado, podía haber estado con ella y sin embargo tarde mucho, tal vez el miedo a amar tanto, ese amor que yo tengo con ella y ella conmigo”.